lunes

Sectas Satánicas en la Semana Santa de Sevilla



Algo bastante más peligroso que un juego de rol.

Al comienzo de este nuevo siglo, en Sevilla, en la Semana Santa hubo unos personajes que no estaban invitados a la fiesta, que parecieron participar de una especie de juego de rol, vestidos de negro, con derivaciones satánicas y que sumado al espíritu reinante en esas fechas, produjo una gran conmoción en toda la gente. Se recuerdan imágenes de una persona con un puñal en la mano, carreras de nazarenos y estampidas.

José Manuel García Bautista corresponsal de Milenio 3, se hizo eco de intervenciones policiales, cierre de páginas web, prohibición de discografía de algunos grupos musicales de corte satánico, que insultaron e injuriaron a la Sábana Santa y a todo lo que tiene que ver con la religión católica.

Sevilla se vio muy alterada por estos hechos, si se piensa sobre todo en la forma en que se vive allí ese acontecimiento.

Algo ocurrió para que actuase la policía buscando a grupos que intentaron difundir ciertas ideas o ciertos temores en la gente.

El videojuego

Según José Manuel hubo un artilugio informático no demasiado complejo que embistió directamente contra los símbolos de la Semana Santa y no fue el único hecho inusual en este acto religioso tan querido por la mayoría de los sevillanos.

La Guardia Civil intervino una página web del grupo Narco que obsequiaba en su disco y en su página un videojuego llamado Matanza cofrade que consistía en eso, en matar a los cofrades en las procesiones de Semana Santa. El juego tenía tres fases, la primera ‘La cofradía de las tinieblas’ que como fondo llevaba la imagen del Gran Poder, la segunda fase ‘La reina de las Tinieblas’ y su fondo era nada más y nada menos que el palio de la Virgen de la Macarena y la tercera fase llamada ‘El Hereje’ que utilizó el Cristo de la Salud San Bernardo.

Las denuncias y las investigaciones

La novedad de este juego llegó a conocimiento del Hermano Mayor de la Hermandad del Gran Poder por medio de un correo electrónico y fue el que realizó la denuncia ante la Guardia Civil. La investigación hecha por estos dio como resultado que efectivamente se produjo una ofensa según el Código Penal en su artículo 525, que atenta contra la libertad religiosa, la fe y las creencias y procedió a la censura de la página web y a la retirada de los discos que estaban en circulación. Se intervino también otra página en las que se mezclaban las imágenes de La Esperanza de Triana con contenido sexual y todo esto produjo un cóctel un tanto extraño que hizo estremecer a todos los sevillanos. Fueron unos años en los que la maravillosa Semana Santa estuvo envuelta en un halo macabro por personajes de oscuras intenciones, que quizás pretendieron demostrar un poderío o una diferenciación del resto a costa de lo que para otros es sagrado.

Sectas Satánicas

Como dice José Manuel García Bautista en el principio de la primera década de este siglo, se arraigaron en Sevilla sectas y grupos de ideología satánica. No resultaba difícil encontrar figuras con el triple seis (símbolo del diablo) o imágenes del pentagrama.

De lo que ocurrido, se barajaron tres teorías. La primera, que era una imbecilidad intentando trasladar el juego a las procesiones para generar terror, pero se observó que todo estaba demasiado bien estructurado.

La segunda teoría consiste en que fueron actos creados ex profeso por sectas crípticas de corte radical y extremista que también eran adeptos a este grupo de rock mencionado anteriormente. 
Y la tercera y más acallada en Sevilla es que los hechos los realizaron hijos muy jóvenes de familias muy influyentes de la ciudad.

Lo que sí se desprendió de todo esto fue que hubo una especie de campaña de desprestigio o de acoso y derribo contra la Semana Santa sevillana y sus imágenes por sectas de fanáticos, que por fortuna no pudo ni con el bello acontecimiento ni con la fe de sus gentes.

Imagen: Tumblr.com

@mamiroca
Publicar un comentario